“Echao pa lante”


La vida cambia más o menos a los 8 años, el día en que la mamá, mientras trata de embutir el último sorbo de avena en una boca displicente, dice que en la vida hay que ser alguien “echao pa lante” (echado para adelante).

Digo que cambia la vida, porque después de escuchar esa expresión, tan folclórica como determinante, todo se convierte en un sólo afán. Pero no en un afán razonable, como el de quien, a riesgo de encharcar la banca de la buseta y empapar al vecino de puesto, apura al conductor para poder llegar a orinar en casa.

No, el ser “echao pa lante” es un afán totalmente perverso y cruel, como el de quien, sin importar el resto del mundo, se baja los pantalones en la calle y orina la primera pared que encuentra.

“echao pa lante, ventajoso, avispado, malicioso”. Qué cosas las que enseñan las madres.

Y entonces, si se venía caminando con un par de paticas de negro lanchero a ritmo natural, hay que olvidarse de eso y procurar unos muslos más gordos que los de Valenciano, para aprender a darle pata al universo y evitar ser atropellado por la vida. Porque ser “echao pa lante” es eso: inflar el pecho de paloma para parecer que uno va unos centímetros adelante de todo.

Según el génesis de nuestra atlética moral, la vida debe vivirse como si se tuviera constantemente un mico con un alfiler persiguiendo la espalda. Así, el que frena un poco se queda, y el que quiere retroceder siempre tendrá al lado a un amigo bobo que le aconseje que “pa atrás ni pa coger impulso”.

La Biblia de los pujantes dice que ser “echao pa lante”, es llegar corriendo a los lugares más elevados de la sociedad, rociarse la frente con agua para fingir sudor de obrero y contarle a los demás que aparte de ganar millonadas, se hace de cuanta maroma se sabe para darle 3 vueltas al sistema bancario; que además de tener una esposa, se tiene una amante permanente, una moza eventual y una secretaria muy de vez en cuando, y que como complemento al puestazo que se  ha conseguido a punta de empujones, se tienen unos negocitos extra que proveerán lo suficiente para gastarle una prostituta a cada uno de esos colegas, que -pobrecitos- no son “echaos pa lante” como ordena el mandamiento.

Maravilla de emprendedores y ejemplo de sociedad la que les venera.

Entonces en esta vida está prohibido tener el placer de distraerse, de perder el tiempo, de arrepentirse; porque se pierde. Al que des-acelera, lo deja esta chiva de arremetedores con sombrero vueltiao (porque eso sí, estamos lejos de ser un tren bala).

Maldito sea el día en el que alguien, (que seguro fue el mismo que se inventó que el mundo es de los avispados), dijo que ser “echao pa lante” era lo correcto.  Malditos sean los “echaos pa lante”, velocípedos del tercer mundo que pitan cuando el semáforo aún está en amarillo. Seguro sus madres estarán muy orgullosas de ellos, pero la realidad es que desmerecen por completo el aire para respirar.

Lo único que me atreveré a refutarle al gran Joe Arroyo en toda mi vida, es que le haya puesto tan buena música a esas pavorosas letras que dicen: “echao pa lante y preparao”.

Acerca de Lecciones de Pataleta

Bailarina en receso, salsera hasta la muerte, estudiante tardía de periodismo, narcisa diagnosticada con casi-trastorno de personalidad, publicista de medio tiempo y bañista permanente en las playas del amor. Nací en un pueblo cuyo nombre nadie entiende de primerazo.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a “Echao pa lante”

  1. Danilo dijo:

    DE acuerdo, esa maldita mentalidad del “vivo” es lo que nos tiene jodidos. Y lo peor es que se perpetúa.
    Saludos.

  2. Ana P Salgado dijo:

    En efecto, “el vivo vive del bobo”, que palabras más absurdas, y más absurdo aún que mucha gente las tenga como lema. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s